¿Que tipos de celulas tienen las plantas?

Las principales estructuras de las plantas terrestres, incluidas las raíces, tallos y hojas, constan de tres sistemas tisulares —sistemas de tejidos (1) dérmico, (2) fundamental y (3) vascular— cada uno de los cuales contiene más de un tipo de tejido. A su vez, cada tejido se compone de uno o más tipos de células especializados. El sistema de tejido dérmico cubre las superficies externas del cuerpo de la planta. El sistema de tejido fundamental, que consiste en todos los tejidos que no son dérmicos o vasculares, integra la mayor parte del cuerpo de las plantas jóvenes. Sus funciones incluyen fotosíntesis, soporte y almacenamiento. El sistema de tejido vascular transporta agua, minerales, azúcares y hormonas vegetales por toda la planta. Algunas fanerógamas, que se describen como herbáceas, tienen cuerpo blando y tallos flexibles; entre las plantas herbáceas están la lechuga, los frijoles y los pastos.

Tales plantas por lo regular sólo viven un año. Otras plantas, como los árboles y arbustos, se describen como leñosas; casi todas son perennes (viven muchos años) y desarrollan tallos duros, gruesos y leñosos como resultado del crecimiento secundario. Como habremos de ver, las plantas herbáceas y leñosas contienen tipos de tejidos distintos.

Leer más

Organizacion del Cuerpo de las Plantas

Las plantas con flores, llamadas fanerógamas o angiospermas, tinen dos regiones principales, el sistema de raíces y el sistema de vastago. El sistema de raíces consta de todas las raíces de la planta. Las raíces son porciones ramificadas del cuerpo de la planta que por lo regular están enterradas en el suelo. Sus funciones principales son: (1) anclar a la planta en el suelo, (2) absorber agua y minerales del suelo, (3) almacenar azúcares excedentes fabricados durante la fotosíntesis, (4) transportar agua, minerales, azúcares y hormonas entre la raíz y el vastago, (5) producir algunas hormonas y (6) interactuar con hongos y microorganismos del suelo que proporcionan nutrimentos a la planta.

El resto de la planta es el sistema de vastago, casi siempre situado arriba del suelo. Este sistema consta de hojas, yemas y (en temporada) flores y frutos, todo sostenido por tallos, que por lo regular tienen ramificaciones. Las funciones del vastago son, entre otras: (1) fotosíntesis, principalmente en las hojas y tallos verdes jóvenes; (2) transporte de materiales entre las hojas, flores, frutos y raíces; (3) reproducción; y (4) síntesis de hormonas.

Leer más

¿Cual es la Antiguedad de la Tierra cientificamente?

A principios del siglo xvm, pocos científicos sospechaban que la Tierra pudiese tener una antigüedad de más de unos pocos miles de años. El conteo de las generaciones del Antiguo Testamento, por ejemplo, da una antigüedad máxima de 4000 a 6000 años. Con base en las descripciones de plantas y animales que hicieron escritores antiguos como Aristóteles, por ejemplo, era evidente que los lobos, ciervos, leones y otros organismos europeos no habían cambiado en más de 2000 años.

¿Cómo, entonces, podían haber surgido especies enteramente nuevas si la Tierra fue creada apenas un par de milenios antesde la época de Aristóteles? Con el fin de explicar la multitud de especies, tanto extintas como modernas, preservando al mismo tiempo la idea de una Creación, Georges Cuvier (1769-1832) propuso la teoría del catastrofismo.

Leer más

Ideas sobre la evolucion antes de Darwin

Las pruebas que respaldan la evolución salieron a la luz incluso antes de la época de Darwin La ciencia antes de Darwin, fuertemente influida por la teología, sostenía que todos los organismos fueron creados simultáneamente por Dios, y que cada forma de vida distinta permanecía fija, inmutable y sin cambio desde el momento de su creación. Esta explicación del origen de la diversidad de la vida fue expresada elegantemente por los antiguos filósofos griegos, en especial por Platón y Aristóteles. Platón (427- 347 a.C.) propuso que todo objeto presente en la Tierra era simplemente un reflejo temporal de su “forma ideal” inspirada por la divinidad. Aristóteles (384-322 a.C), discípulo de Platón, clasificó todos los organismos en una jerarquía lineal a la que llamó la “escala de la Naturaleza”.

Estas ideas constituyeron el fundamento intelectual de la idea de que la forma de cada tipo de organismo está permanentemente fija. Esta opinión prevaleció sin ser cuestionada durante casi 2000 años. En el siglo xvn, sin embargo, empezaron a surgir evidencias que cambiaron esta visión estática de la Creación.

Leer más

¿Fue el ARN la primera molecula autorreproductora?

Una de las características fundamentales de los seres vivos es su capacidad para reproducirse. Esta capacidad depende de la facultad especial que la molécula de DNA tiene de replicarse. En las células modernas, el DNA codifica la información que las células necesitan para sintetizar las proteínas encargadas de llevar a cabo la mayor parte de las funciones celulares. La autorreplicación del DNA asegura que esta información se transfiera a las subsiguientes generaciones de células. Pero, ¿cómo surgió este sistema de autocopiado? Está muy lejos de ser obvio cómo pudo cualquiera de los componentes del caldo primigenio llegar a adquirir la facultad de hacer copias de sí mismo.

En los años ochenta, Thomas Cech de la Universidad de Colorado y Sidney Altman de la Universidad de Yale propusieron una solución fascinante a esta cuestión. Estos investigadores descubrieron que ciertas moléculas pequeñas de RNA, llamadas ribozimas, actúan como enzimas que catalizan reacciones celulares, entre ellas la síntesis de más moléculas de RNA. Parece inevitable que, a lo largo de cientos de millones de años de síntesis química prebiótica, los nucleótidos de RNA se hayan enlazado ocasionalmente unos con otros para formar cadenas cortas de RNA. Supongamos que, por puro azar, una de estas cadenas de RNA era una ribozima capaz de catalizar la síntesis de copias de sí misma a partir de los ribonucleótidos libres de las aguas circundantes.

Es probable que esta primera ribozima no haya sido muy buena para desempeñar su tarea y haya cometido muchos errores, los cuales constituyeron las primeras mutaciones. Al igual que las mutaciones modernas, la mayor parte de aquéllas arruinaron sin duda las facultades catalíticas de las “moléculas hijas”, pero unas pocas pudieron haber representado mejoras.

Leer más