Como adaptar un perro para una nueva casa

Su casa nueva es preciosa y está seguro de que su familia y usted serán muy felices en ella. Pero de repente descubre que su perro es un aguafiestas: araña los muebles, orina en la alfombra, busca un sitio donde esconderse y hasta es posible que esté planeando escapar de su maravilloso hogar. Las mudanzas pueden resultar traumáticas para los perros y hay que encontrar la forma de adaptar su comportamiento. Aunque a sus propietarios no les guste oír esto, lo cierto es que los perros están más apegados a su territorio que a ellos. Los perros, por el contrario, suelen estar más apegados a sus dueños que al entorno, de modo que, ante un cambio de residencia, son menos propensos a la ansiedad. Ponga a prueba estos consejos para tranquilizar los ánimos.

Si su animal de compañía siente especial afecto por un mueble, Lléveselo. Ni siquiera se detenga a preguntarse si cabrá en la casa nueva. Piense que el animal se adaptará con mayor rapidez si lo tiene cerca. Sin duda, se sentirá más cómodo con un objeto que tiene su olor y al que está acostumbrado.

La doctora Sawchuk, una profesora de veterinaria de la Universidad de Wisconsin, tiró la silla preferida de sus perros al hacer una mudanza. «Mis perros querían su silla, y me lo hicieron saber con absoluta claridad», dice. Finalmente, tuvo que comprarles un poste rascador para que no dejarán sus huellas en los muebles nuevos.

perro en casa nueva

Como prepararse para la mudanza

Déjele su camisa:
Una forma de ayudar a su animal de compañía a adaptarse a un lugar nuevo es hacer que la zona donde duerme huela como usted. El olfato es muy importante para los animales, que se sentirán más tranquilos si huelen a algo o a alguien familiar.

Ponga en el cesto del animal una camisa o camiseta que haya usado, pero que no haya lavado en unos días. Si durante la mudanza ha dejado una prenda impregnada con su sudor, ésa será la opción ideal.

Búsque le un sitio tranquilo:
En medio de una mudanza, es difícil para el pobre animal adaptarse al nuevo entorno. Busque un sitio tranquilo, lejos del ruido, las cajas y el trajín habitual en estos casos.

Para que este sitio tranquilo sea aún más especial, mimelo déle alguna golosina siempre que vaya a visitarlo. De esa forma, tendrá otro incentivo para retirarse allí cuando necesite paz.

Sea constante:
Después de una mudanza, es importante ceñirse, el máximo posible, a la vieja rutina. Los animales de compañía necesitan unas pautas fijas y predecibles, sobre todo después de una mudanza. Saque a pasear al perro a las mismas horas, deje dormir a su gato con usted si ya lo hada con anterioridad, y déles los mismos alimentos de antes.

Combata la angustia con ejercicio:
El ejercicio ayudará al animal a superar la ansiedad, así que juegue con su gato o saque a pasear a su perro a menudo. De este modo, les ayudará a disfrutar de su nueva vida al tiempo que los mantiene en forma.

Evite fugas:
Es muy importante vigilar a las mascotas de compañía para que éstos no se escapen durante la mudanza. No es extraño perder a un animal en medio del trajín de un cambio de residencia. Compruebe que su perro está seguro, ya sea en un jardín vallado, en su caseta o amarrado a algún sitio con una correa. Antes de dejar salir a su gato, manténgalo en casa durante 1 mes, hasta que se acostumbre al nuevo entorno, y las primeras veces, sáquelo a pasear con una correa.

Además, no olvide actualizar las chapas de identificación con la dirección y el número de telefono nuevos.

Si desea que su animal de compañía se encuentre cómodo y seguro en su nuevo hogar, lo que haga ames de la mudanza es tan importante como lo que haga después. Asegúrese de que el animal tiene un collar con una chapa de identificación con la dirección y el teléfono nuevos y viejos. Por muchas precauciones que tome, el animal podría escapar, y un medio rápido de identificación podría salvarle la vida.

Si piensa marcharse a otro país, telefoneé al Departamento de Agricultura local y pregunte si necesita cumplir algún requisito especial para trasladarse con animales. En algunos países, los animales de compañía deben pasar un período de cuarentena, y con frecuencia el dueño debe correr con los gastos. Investigue para no encontrarse con sorpresas de última hora.

¡Vota!

Deja un comentario