Cómo enseñar a un gato a no arañar

Vamos a explicar en forma rápida cómo enseñar a nuestro gato a no morder las manos y arañar para evitar pasar papelones cuando viene alguna visita a nuestro hogar. En muy normal ver a los gatos de muy pequeños que tengan esa costumbre de morder y arañar cualquier objeto de nuestro hogar en especial las manos. Este tipo de comportamiento para algunos puede llegar a ser agresivo si no conoce a la mascota en profundidad pero es un hábito normal ya que para ellos es un juego y a medida que van creciendo lo toman con naturalidad.

Sus dientes y uñas con el crecimiento del gato van tomando mucha fuerza y deberemos ir entrenando para evitar que nos lastime a nosotros o algún integrante de la familia mucho más si tenemos chicos en la casa. Los veterinarios afirman que cuando el gato ya está en su edad madura este tipo de comportamientos los abandone pero podemos notar en muchos casos que lo siguen haciendo como forma de juego y esto e slo que tenemos que trata de evitar.

A continuación les dejamos nuestra guía donde te vamos a enseñar los mejores trucos para que el gato deje de arañar.

gato jugando

Como entrenar a un gato

Lo primero que debemos hacer y es lo que recomiendan los profesionales de entrenamientos de este tipo de mascotas es evitar usar nuestra manos para que el gato juegue con ella. Cuando lo acaricias por lo general los dedos de tus manos son introducidos en la boca del animal en forma de juego pero esto provoca con el paso del tiempo un comportamiento dañino para el animal. El gato es un animal cazador por naturaleza y de muy chico no logra distinguir tus manos de un juguete. Lógicamente no sabe lo que es el dolor de sus dientes.

Te dejo el siguiente truco a continuacion:

[sociallocker]
Lo que debemos hacer es cuando un gato nos arañe es gritar para demostrarle que nos duele y retirar la mano muy despacio y con tranquilidad.
[/sociallocker]

Es fundamental que vayas retirando la mano muy despacio para que el gato intérprete que no estás jugando y sienta que lo que hizo está mal y fundamentalmente es demostrarle que duele.

Lo que debemos hacer es regañar al gato de forma que logre entender y acepte que lo que hizo está mal y que no lo debería hacer con su “madre”, lo deberás agarrar con la piel de la nuca por detrás de la cabeza hasta que toque el suelo. Logra mantener al gato en posición firme durante más de 10 segundos y luego déjalo ir. Esta estrategia te sera muy util para comenzar con el entrenamiento.

Siempre que veas este tipo de comportamiento donde el gato muerda o arañe lo deberás retar, mucho mas cuando venga gente invitada a tu casa para que el animal sienta lo que hizo está mal. Este procedimiento es muy similar cuando regañamos a un perro explicado en nuestro blog de mascotas, lo deberemos hacer en el momento y no esperar mucho tiempo.

Sabemos que los gatos muerden siempre y arañan con frecuencia pero lo que tenemos que tener en cuenta es que ellos lo hacen para jugar y que este es su instrumento favorito y sustituye tus manos como si fuera una pelota o un láser.

¡Vota!

Deja un comentario