Ranking de los mejores alimentos para Gatos

El gato es un animal carnívoro nato, y como tal ha quedado en la actualidad necesita alimentos de buenas marcas premium y tener una dieta continua. Hace siglos se nutría de ratas, pájaros, culebras, ranas, lagartijas, saltamontes, grillos y ardillas; en cambio hoy día la carne de cualquier tipo es su comida preferida. En estado salvaje, cazaba sus presas, se las comía enteras y le proporcionaban una nutrición completa. En efecto, no engullía sólo la parte musculosa del animal muerto, sino también el esqueleto, las vísceras Y el contenido del tubo digestivo. Se explica así la necesidad actual de Proporcionarle de vez en cuando una comida a base de vísceras, o sea Pedazos de pollo, pulmón y tráquea de ternera o de cabrito.

El punto más importante en cuanto a nutrición es que el gato no tiene nada que ver con el perro. Este último, como su amigo el hombre, es omnívoro: en efecto, come carne, verdura, harinas, fruta y alimentos cocinados. El gato, en cambio, es un león en miniatura, con boca, mandíbulas y dientes adecuados para devorar animales enteros. Los gatos tienen además necesidad de una dieta doble de proteínas respecto al perro. Sólo la carne, el pescado, las vísceras, los huevos y la leche, productos todos de origen animal, pueden satisfacer sus necesidades ancestrales. También las grasas son importantes en la alimentación del gato: las digiere mucho mejor que el intestino humano. Además de las vitaminas A, D v E, los productos de origen animal le proporcionan la cantidad justa de calcio y de fósforo.

gato comiendo

Los gatos como mascotas tienen, en cambio, dificultad para eliminar sustancias venenosas: para él son tóxicas incluso algunas usadas como conservantes en los alimentos humanos. Por este motivo se deberá evitar darle de comer «alimento humano» en lata. Este al menos es el consejo de los refinados expertos anglosajones. La leche, aun conteniendo una buena dosis de calcio, no la tolera el estómago de muchos gatos adultos, los cuales no pueden llegar a digerir la lactosa (el azúcar contenido en la leche), que les produce serias diarreas.

El sistema más fácil y seguro para nutrir al gato son los alimentos especiales en lata, que normalmente contienen proteínas, grasas, hidratos de carbono. Vitaminas, sales minerales y que. Además, están sometidos a controles por parte de los departamentos sanitarios. Viviendo en los alrededores de la cocina del hombre. el gato doméstico, con todo y no ser omnívoro, ha aceptado poco a poco ir probándolo todo. En el transcurso de los siglos, precisamente para poderse habituar a los alimentos «humanos» más variados o menos concentrados que la carne pura, el intestino del gato se ha alargado gradualmente hasta alcanzar más de dos metros. El del gato salvaje que ha continuado nutriéndose de presas. o sea únicamente de carne. ha seguido midiendo sólo metro y medio.

Ranking de los mejores alimentos

gato comiendo pescado
[ratings]
Examinemos rápidamente los principales alimentos con los cuales deberemos nutrir a nuestro gato.

Carne

Le gusta cualquier tipo de carne: bovina, equina y porcina. Cien gramos de carne desarrollan aproximadamente 250 calorías, con una moderada aportación de grasas. El gato es un glotón de las partes grasas, particularmente del jamón. La carne puede ser suministrada cruda o apenas «escaldada» y cortada a pedacitos.

Pescado

El gato percibe a distancia el agradabilísimo olor del pescado. Es un alimento nutritivo, digestivo y rico en fósforo. Cien gramos de pescado corresponden a 120-130 calorías. Se le deben quitar siempre las espinas.

Volatería

La carne de pollo es apetecible, de un aporte calórico medio y de fácil digestión. Es comida más bien frecuente en la alimentación del gato, porque proviene directamente de la mesa. Las partes puntiagudas de los huesos deberán eliminarse escrupulosamente.

Vísceras

Son muy apreciadas, pero deben suministrarse con cierta precaución. El hígado. por ejemplo, rico en vitaminas y proteínas, podría en algún caso producir efectos laxantes. El pulmón, económico en todas las carnicerías, es pobre en calorías, y por este motivo está indicado en las curas adelgazantes. También la tripa carnada a pedacitos es una víscera que se puede dar una vez a la semana como variación de las comidas tradicionales.

Queso

Alimento bien aceptado. Se debe tener en cuenta que cien gramos de queso pueden desarrollar, hasta 600-650 calorías. Se le debe da por tanto una pequeña cantidad: unos 20 g por comida, mezclado con otra comida más ligera. Los quesos fermentados tipo gorgonzola, brie o camembert deben proscribirse.

Leche

Alimento rico en calcio que se da frecuentemente sólo a los gatos que les gusta, que lo digieren fácilmente. Si provoca diarrea, debe suspenderse.

Verduras

Deben ir mezcladas con la carne en las comidas, cocidas y tal vez trinchadas, en pequeña cantidad. Facilitan la digestión. A cienos gatos les encantan los espárragos. Se debe evitar, en cambio, patatas y otros farináceos.

Sopas

Muy buenas las que sobran de la mesa, preparadas con caldo de carne o vegetales, pasta, arroz o verduras, enriquecido todo ello con pedacitos de carne o queso.

Comida en lata

Puede suministrársela a los gatos sin reservas: Se debe escoger entre los preparados a base de carne bovina, pollo o pescado. Alternar la comida en lata con la cruda o con los quesos es una buena costumbre.

Cereales

Arroz, pasta y copos de avena brindan una aportación importante de energías; se trata, de todas formas, de alimentos que deben usarse en cantidades limitadas, mezcladas con la carne y que no deben suministrarse a sujetos propensos a la obesidad.

Si tienen como mascota un perro no olvides visitar la guía con los mejores alimentos para perros cachorros para que mantenga una idea balanceada con buenas proteínas y vitaminas.

¡Vota!

Deja un comentario