Alimentos para Peces Tropicales

Los peces tropicales mantenidos en acuarios ornamentales deben ser correctamente alimentados para que luzcan todos sus colores y el máximo de actividad. Buena alimentación y variedad en los alimentos que se les ofrezcan es una de las premisas para mantenerlos en buena salud y poder obtener planteles de reproductores futuros, de una óptima calidad.

En general debemos tomar como norma que los peces, en razón de lo corto de su aparato digestivo, pueden comer muy poco por vez y ello lleva a la necesidad de alimentarlos por lo menos dos a tres veces diarias. Siempre ha de tenerse en cuenta una experiencia muy sencilla, entre los acuaristas ya veteranos. En nuestra guia de los mejores peces tropicales de agua dulce hablamos que los empleados de acuarios alimentan sus peces, dos, tres, cuatro y aún seis veces por día, pero siempre fijando el cupo de alimento a darles por vez del siguiente modo: si los peces al cabo de 5 minutos han ingerido todo el alimento ofrecido, la cantidad es escasa, peto si en cambio a los 1 O minutos se observa ya en la superficie. o bien en el fondo del acuario que hay partículas de alimento sin consumir, ello significa que se les ha proporcionado en exceso.

alimentos para peces tropicales

Leer más

Los mejores peces tropicales de agua dulce

Bajo esta denominación se agrupan la mayoría de los peces de agua dulce susceptibles de adaptarse a acuarios con fines ornamentales. Su denominación de tropicales proviene del hecho que su hábitat natural está casi siempre en aguas cálidas con temperaturas de 14 a 30 ºC y es la de todos los cursos de aguas, lagos y lagunas, comprendidas en la zona del Ecuador terrestre hasta llegar a los trópicos de Cáncer y Capricornio, por tal motivo se los ocnoce como peces de agua caliente.

Esto en rigor estricto de lá verdad no es así siempre, ya que con el desplazamiento de las estaciones del año, los peces bajan por los cursos de los ríos, llegando más abajo de los trópicos y encontrándoselos entonces en aguas que en invierno son sumamente frías. En nuestro país tenemos ejemplos de ello en todos, los peces que habitan la cuenca del Río de la Plata y sus afluentes los ríos Paraná y Uruguay. En verano encontramos en pleno Río de la Plata peces que tres o cuatro meses antes sólo era posible hallarlos a 1.000 ó 1.500 km río arriba en el Paraná o Uruguay. Igual acontece en otros lugares de la tierra, ya sea EE.UU., África o Asia. Los peces de agua templada emigran en pequeños o grandes cardúmenes llevados por las temperaturas de sus aguas y que siempre están dentro de los límites señalados.

Volviendo a nuestro país, existen especies que podemos encontrar en los alrededores de Buenos Aires durante todo el año, aun con fríos rigurosos y que como peces ya exportados, en otros países se los considera exclusivamente peces tropicales, si bien teniendo en cuenta que su reproducción sólo la efectúan cuando la calidez de las aguas es más favorable. Tales tenemos por ejemplo las mojarras de velo (Pseudocorynopomadoriae), las Cynolebias (bellotti o nigripinnis) loricarias y plecostomus (viejas de agua) y los cichlasoma facetum (chanchitas). Dentro de la inmensa variedad de peces susceptibles de vivir recluidos en un acuarios de agua dulce algunas son más delicadas, otras más agresivas con otras especies, otras prefieren aguas muy ácidas o bien muy alcalinas. Si el novicio hubiera de tener en cuenta estas consideraciones, llegaría a tener que considerar la posibilidad de mantener cada especie en un acuario individual.

peces tropicales

Leer más