¿Cual es la Antiguedad de la Tierra cientificamente?

A principios del siglo xvm, pocos científicos sospechaban que la Tierra pudiese tener una antigüedad de más de unos pocos miles de años. El conteo de las generaciones del Antiguo Testamento, por ejemplo, da una antigüedad máxima de 4000 a 6000 años. Con base en las descripciones de plantas y animales que hicieron escritores antiguos como Aristóteles, por ejemplo, era evidente que los lobos, ciervos, leones y otros organismos europeos no habían cambiado en más de 2000 años.

¿Cómo, entonces, podían haber surgido especies enteramente nuevas si la Tierra fue creada apenas un par de milenios antesde la época de Aristóteles? Con el fin de explicar la multitud de especies, tanto extintas como modernas, preservando al mismo tiempo la idea de una Creación, Georges Cuvier (1769-1832) propuso la teoría del catastrofismo.

Leer más

Ideas sobre la evolucion antes de Darwin

Las pruebas que respaldan la evolución salieron a la luz incluso antes de la época de Darwin La ciencia antes de Darwin, fuertemente influida por la teología, sostenía que todos los organismos fueron creados simultáneamente por Dios, y que cada forma de vida distinta permanecía fija, inmutable y sin cambio desde el momento de su creación. Esta explicación del origen de la diversidad de la vida fue expresada elegantemente por los antiguos filósofos griegos, en especial por Platón y Aristóteles. Platón (427- 347 a.C.) propuso que todo objeto presente en la Tierra era simplemente un reflejo temporal de su “forma ideal” inspirada por la divinidad. Aristóteles (384-322 a.C), discípulo de Platón, clasificó todos los organismos en una jerarquía lineal a la que llamó la “escala de la Naturaleza”.

Estas ideas constituyeron el fundamento intelectual de la idea de que la forma de cada tipo de organismo está permanentemente fija. Esta opinión prevaleció sin ser cuestionada durante casi 2000 años. En el siglo xvn, sin embargo, empezaron a surgir evidencias que cambiaron esta visión estática de la Creación.

Leer más

Sistema Nervioso de los Animales [RESUMEN]

Vamos hablar un poco sobre la función del sistema nervioso y su relación con el sistema endocrino. Para sobrevivir, los animales requieren mantener dentro de determinados rangos las condiciones de su medio interno, como la temperatura y la presión de la sangre. También necesitan desarrollar comportamientos que les permitan obtener su alimento, defenderse de posibles depredadores y protegerse de ciertas condiciones desfavorables del ambiente (precipitaciones, calor, etc.). Estas y otras actividades importantes para su vida, dependen en gran medida de la eficacia con que los animales reaccionen a los estímulos internos y externos. Para que esta respuesta sea adecuada, el sistema nervioso cumple tres funciones básicas: sensitiva, integradora y motora.

  • La función sensitiva se refiere a que el sistema nervioso “siente” o “detecta“ estímulos provenientes tanto del interior del organismo como del medio externo.
  • La función integradora consiste en el “análisis” de la información captada, proveniente de los estímulos, “almacenar” algunos aspectos de ella y “tomar” decisiones respecto de la acción a seguir.
  • Finalmente el sistema nervioso “responde” a los estímulos iniciando contracciones musculares o secreciones glandulares, lo cual constituye la función motora.

En los animales más complejos, en cuanto a su fisiología y organización estructural, existen hormonas que participan en la regulación de procesos internos, como el control de la concentración de azúcar en la sangre, el desarrollo de caracteres sexuales secundarios, etc. Estas hormonas corresponden a sustancias químicas producidas por glándulas endocrinas (que forman parte del sistema endocrino), que son transportadas por la sangre a diferentes órganos y tejidos del organismo. En estos animales, tanto el sistema nervioso como el sistema endocrino coordinan las respuestas del organismo

sistema nervioso de los animales vertebrados e invertebrados

Leer más

Resumen sobre la Teoria Sintetica de la Evolucion

El redescubrimiento del trabajo de Mendel permitió reconocer la teoría sintética de la evolución sobre los rasgos heredables dependen de partículas de información genética, que hoy conocemos como genes. Consecuentemente, cambios en los genes (mutaciones) originarían alternativas para un mismo gen (alelos), generando así la variabilidad necesaria para que ocurra la selección natural. El desarrollo de la genética de poblaciones, por su parte, permitió examinar el escenario poblacional en el cual ocurre la selección y sus implicancias evolutivas. En el contexto de esta disciplina, colo lo explicamos en la teoria de la evolucion de Charles Darwin, la variabilidad implica que hay diferentes proporciones de individuos que poseen uno u otro alelo de un mismo gen. Por consiguiente, dado que la selección natural favorecería un alelo por sobre otro(s), sus efectos determinarían cambios en la proporción de estos alelos en la población.

El aporte más significativo de la teoría sintética de la evolución fue integrar de manera sintética los aportes de la genética en la teoría evolutiva.

teoria-sintetica-de-la-evolucion

Leer más

Teoria de la Evolucion de Charles Darwin

Parte importante del viaje de Darwin fue realizado en Chile. En su resumen de la teoria de la evolucion describió la flora y fauna de Tierra del Fuego, así como aspectos geológicos y sus habitantes nativos. Visitó Valdivia y Chiloé, registrando su impresionante vegetación. Contempló Santiago desde el cerro Santa Lucía. Ascendió el cerro La Campana, cerca de Valparaíso. Las observaciones efectuadas durante su viaje le permitieron plantear que muchas especies vegetales y animales en Chile estaban aisladas geográficamente.

Una explicación para la evolución de las especies Hasta ahora hemos definido la evolución como un proceso de cambios a través de las generaciones y que ocurre en las poblaciones que constituyen las especies, pero ¿a través de qué mecanismo ocurre la evolución? A comienzos del siglo XIX, aun cuando las ideas del fijismo tenían mucha fuerza, comenzaba a emerger una nueva postura, el transformismo.

Uno de los primeros y más connotados representantes de esta teoría transformista fue el naturalista francés Jean Baptiste Lamarck, quien propuso, en 1809, que los organismos cambian a lo largo del tiempo, dando lugar a la variedad de seres vivos existentes. Lamarck planteaba que la evolución de los organismos constituye una progresión, en la cual las especies van originando formas de vida cada vez más complejas, finalizando en la perfección de la creación: la especie humana.

charles-darwin

Leer más