Vida y Caracteristicas principales de los Delfines

delfines nadando en los masres del hemisferio Norte

Los Delfines propiamente dicho fue tema de grandes números de fabulas y leyendas por sus distintas caracteristicas y vida ya en épocas antiquísimas: basta recordar la de Arion, o la conmovedora del muchacho que, habiéndose ganado el afecto de un delfín por sus cualidades, lo cabalgaba en la Bahía de Napoles.

Se dice asimismo que en la antigüedad estos animales se habían revelado como bastante útiles al hombre, a quien ayudaban, por ejemplo en la pesca del salmamonte. Gesner ensalzo a este extraordinario mamífero marino con la siguiente palabras: “..El delfín es el rey del mar. Su robustez, inteligencia y gran agilidad indujeron a muchos gobernantes a hacer de el un símbolo, esculpiendo su imagen en armas y monedas. Los primogénitos de los reyes de Francia eran llamados “delfines”, y los emperadores romanos se mostraban atraídos por este animal tan singular…”.

La cabeza del delfín es relativamente pequeña. El hocico, que presenta forma de “pico” bastante prominente, es recto y aplanado, tanto en la parte superior como en la inferior. Los ojos, situados más atrás que la boca y sobre los ángulos de esta, se caracterizan por su pupula acorazonada.
El número de dientes es muy variado, en general cada mandíbula presenta de cuarenta y dos a cincuenta piezas en cada arcada, y en total pueden ser doscientas o más.

Están regularmente espaciados entre si, de modo que los de la mandíbula superior se incrustan en los espacios de la inferior; todos ellos son pequeños y agudos, con una ligera incurvacion hacia el interior de la boca.
Las aberturas auriculares, de minúsculo tamaño, se encuentran muy cercanas a los ojos, entre los cuales y en la parte superior de la cabeza se localiza el espiráculo.

El cuerpo, fusiforme, es algo rechoncho. La aleta dorsal, estrecha y su altura (unos 30 cm), presenta forma de hoz; los pectorales miden unos 60 cm de longitud y de 15 a 18 de anchura. La piel, extraordinariamente lisa y brillante, tiene una coloración pardo vedosa o negra en la parte superior, mientras que en el inferior es blanca.

En diversos puntos de los costados se observan numerosas manchas grisáceas o negruzcas. El delfín vive en todos los mares del hemisferio Norte. No es raro que remonte también el curso de los ríos. En manadas no muy numerosas se acerca a los barcos, los sigue, da vueltas alrededor de ellos y parece divertirse. Nada con gran rapidez, y generalmente da ciertos casos, incluso a repetir algunas palabras.

Muchos científicos están convencidos de que tal vez no se halle lejano el día en que el hombre pueda comunicarse con estos inteligentísimos cetáceos. Además, los delfines pueden ser adiestrados par funciones útiles, ayudando al hombre en investigaciones subacuáticas, en ejercicios de salvamiento e incluso en ciertas actividades militares.

¡Vota!

Deja un comentario